Matrimonio Vintage

Un matrimonio vintage y lo retro están de plena actualidad. Es un hecho que estamos volviendo la vista al siglo XX, a las gamas de rosas empolvados de las fábricas de encaje, a los colores de la Union Jack, al pavés de las baldosas de las viejas barberías de Chicago, a los  gramófonos, carritos de helado y espejos de forja con forma de sol. No sólo en la moda, sino también en las bodas, encontramos escenarios vintage y retro que nos trasladan a épocas maravillosas y doradas. Si eres de las que adoran esta tendencia, tanto si estás fascinada por los locos años 20 o por el estilo rock ‘n roll de los cincuenta, estos son los tips que te ayudarán a crear una atmósfera ad-hoc.

1. Elige el espacio para tu boda

Puede ser un salón clásico y tradicional o bien puedes optar por hacerlo al aire libre, en un jardín romántico para decorarlo con carácter y personalidad. Ten en cuenta que los espacios de este tipo son los más deseados, y que tendrás que reservarlo con antelación. Además, la tendencia vintage lleva implícita un clima húmedo, no demasiado luminoso: el otoño es ideal para eventos de esta naturaleza. Piensa en una carpa acristalada, que haga las veces de romántico invernadero, con hojas secas y árboles todavía sin flor alrededor.

2. Selecciona los colores de tu paleta

Cuando se planea una boda vintage, es importante mantener los colores de forma sutil y alejarlos de un look moderno y brillante. Piensa en tonos maquillaje, rosas, lilas y verdes menta. Acuérdate de tu época de colegiala, no está tan lejos. Piensa en combinar los tino de tu boda, tanto de tu vestido y de las flores, y complementos, con el lugar elegido, con las cortinas del espacio, con la mantelería, sillas de la boda, y cualquier detalle como invitaciones o regalos.

3. Vestido

Hoy en día muchas novias optan por rescatar el viejo vestido de sus madres o abuelas y darles un nuevo uso. No hay nada más retro para una boda que reutilizar un vestido antiguo y no actualizarlo ni un ápice. Tan sólo llévalo a un buen modisto para que lo adapte a tu talla y te quede como un guante. No olvides combinar el peinado y el maquillaje para que cumplan con el outfit completo.

4. Invitados

Sería divertido si les adviertes de la temática de la boda y que vayan vestidos de forma apropiada. Tus invitadas pueden encontrar vestidos y complementos sin gastarse demasiado, con peinados y maquillaje de esos años dorados, y ellos lo tienen muy fácil ya que pueden alquilar trajes tipo esmoquin muy festivos y alegres.

5. Mesas y decoración

Aquí es donde esta la clave de la decoración vintage. Piensa en rescatar piezas antiguas de vajilla, aunque no sean todas iguales, el efecto es impecable. Decora con bastidores de tejer, con algún mensaje, pon gramófonos por todas partes, radios retro, carritos de palomitas, incluso buzones de correos antiguos.  Para las mesas, utiliza candelabros, saquitos de arpillera con flores secas y centros de flores hechos a mano.

6. Música en vivo

Una banda de música es la forma perfecta de terminar el día. Lo ideal es una banda de swing o bien una de rock ‘n roll para que toque temas antiguos y comiencen a bailar temas de ayer que, incluso los invitados más mayores, recordarán. ¡La diversión está asegurada!

www.entremanteles.com